Como limpiar una plancha de cocina quemada

Limpiar las planchas de cocina no es una tarea sencilla (siempre y cuando estemos hablando de limpiar a mano). Si bien la mayoría son aptas para meter al lavavajillas y listo, en muchos casos se nos puede quemar.

Esto suele suceder cuando ponemos al máximo de potencia a la máquina y dejamos por un rato largo nuestros alimenos. Antes que nada, hay que tener mucho cuidado con esto, dado que si estamos cocinando carne, nos puede quedar muy cruda por dentro.

Pero, ¿que hacer si se quema nuestra plancha de cocina y como limpiarla?

En caso de que suceda esto, tienes dos alternativas. O limpiar la plancha mientras está caliente, o hacerlo cuando enfríe.

Como lavar la plancha quemada en caliente

Lo ideal es esta alternativa, pero nunca se sabe en el momento. De ser así, pon muchos cubitos de hielo sobre toda la plancha, y déjalos que se derritan. Esto hará que las temperaturas contrasten logrando remover cualquier basura o color en la superficie. Una vez terminado esto, pasamos una esponja con abundante detergente. Para finalizar, pasamos un trapo limpio y listo. Tu plancha estará como nueva.

Que hacer en caso de que ya esté fría

No es lo ideal, pero puede pasar tranquilamente. Por suerte, hay una solución  (no tan eficiente, pero alcanza el resultado al fin y al cabo) para esto.

Primero limpia la sartén como lo haces habitualmente. Luego, haz una mezcla de sal con unas gotitas de agua, formando una pasta raspante. Debes pasar eso por toda la superficie quemada para después limpiarlo con un trapo limpio. Por último, utiliza un desengrasante para remover cualquier imperfección que haya quedado.

¡Y listo! Con todo esto ya tendrás tu plancha de cocina como nueva para volver a cocinar los alimentos que tu quieras sin ningún tipo de problema.

Deja un comentario